Todos buscamos formas de vender más. Y, a ser posible, formas fáciles de vender más. Por eso, este artículo va directo al grano. Son 10 consejos pensados y probados para ayudarle a conseguir ese objetivo.

Algunos le van a parecer obvios. Otros, no tanto.

Algunos es posible que ya los aplique en su día a día. Otros, no, y puede que nunca haya pensado en ellos.

Pero todos pueden ser adaptados a su caso específico. Y todos ellos pueden ayudarle a aumentar sus ventas.

¿Está expectante? Lo mejor es que será tan fácil como contar hasta 10…

1. Tenga un excelente servicio de apoyo al cliente
Este consejo es tan fácil que cabe en dos líneas. Cuanto mejor sea su servicio de apoyo, más respetados se sentirán sus clientes. Y esta sensación de respeto se refleja en las ventas.Un buen ejemplo a destacar es la política de devoluciones, que debe ser fácil, accesible y con la menor burocracia posible.Un buen software TPV es su brazo derecho en la automatización de estos procesos.

2. Haga sugerencias sobre compras y otras cosas
Al sugerir artículos útiles (relacionados con aquellos que sus clientes ya estaban pensando comprar), va a aumentar el contenido de las cestas de la compra. Y no solo eso, sino que sus clientes lo agradecerán, ya que estará mejorando su experiencia de compra y la satisfacción que obtendrán de su producto en el futuro.Un software TPV bien programado es extremadamente útil para este consejo, pues puede informarle sobre los mejores productos y accesorios para relacionar con cada artículo.

3. Celebre las grandes compras y los grandes acontecimientos
Todos los clientes que le dan dinero son excelentes clientes. Pero cuando alguien haga una gran compra (muy cara, de un importe elevado, «high-ticket»), agradézcaselo de una forma más especial. Envíele una carta, por ejemplo, u ofrézcale un descuento en la siguiente compra. Hay alguna probabilidad de que esa siguiente compra sea también una gran compra.

¿Cómo saber cuándo hay grandes compras? Con tan solo algunos clics en un software TPV.

Pruebe también a celebrar algunas fechas, como los cumpleaños de sus clientes. Es muy fácil conseguir estos datos… seguro que ya adivina cómo.

4. Adáptese a cada caso y facilite las situaciones
El consejo n.º 1 hablaba de burocracia. Aquí también se aplica. Facilite la resolución de las situaciones, incluso de aquellas que se salen de la norma, ya que esto da una buena impresión a los clientes. Y dar una buena impresión es muy bueno para la facturación.

Uno de los ejemplos más prácticos es la pérdida de un recibo por parte del cliente. Haga una verificación de seguridad, si lo considera necesario, pero después facilíteselo. Simplemente imprima un nuevo recibo en el momento y resuelva la situación sin necesidad de otros contratiempos.

Ah, y por supuesto, con un buen software TPV es mucho más fácil obtener estas reimpresiones.

5. Manténgase a la altura de sus márgenes de beneficio
Esto significa consultar sus márgenes siempre que sea posible. Semanalmente, por ejemplo. También significa obtener informes por productos, y por gamas, para entender cuáles son los artículos que han rentabilizado mejor su inversión. Con esta información conseguirá entender lo que sus clientes realmente están buscando y concentrarse así en esos productos, con un retorno positivo en las ventas.

¿Todo esto le parece extremadamente importante pero también extremadamente complicado de hacer? Importante es, sin duda, pero no es tan complicado.

Con un software TPV eficiente y adaptado a su caso esta tarea se hace bastante eficiente.

6.Tenga su stock bien organizado
Este consejo está estrechamente relacionado con el n.º 5 y no es difícil encontrar escenarios en los que resulta muy útil. Cuando le pregunten por un artículo, sabrá decir inmediatamente si está en el almacén. Cuando se acabe un producto, tendrá conocimiento con antelación. Cuándo contacta con sus proveedores, sabe qué artículos o qué gamas van a tener salida. Si existe alguna incoherencia en los stocks, tendrá documentación actualizada que le permitirá llegar al fondo de la cuestión y corregirlo. Y la lista podría continuar…

Todo esto aumenta la velocidad, la eficacia y, cómo no, las ventas.

Y, a menos que tenga una memoria tan «fotográfica» que conozca sus stocks de memoria, este es un punto en el que el software TPV será indispensable.

7. Haga lo posible por eliminar fraudes
Este consejo no necesita explicación en lo que se refiere a aumentar su cuenta bancaria. A modo de ejemplo, fue noticia que los negocios minoristas perdieron 67 millones de euros como consecuencia de fraudes y pérdidas, solo durante la Navidad de 2012. Sin embargo, puede que este sea el consejo más complejo. Aunque… ¿este artículo no trataba sobre consejos «fáciles»?

Calma. Este consejo también es el que mejor se asienta en el software de Retail. Al reunir y compilar datos sobre estadísticas, porcentajes, pedidos, facturación y devoluciones, el software le permite analizar dónde hay riesgo de pérdidas eventuales y dónde están los sectores potencialmente más vulnerables y que conviene proteger.

Además de que también le permite automatizar varios procesos de seguridad en el acceso a la información.

8. Sea atento, simpático y afable
Aunque este consejo parezca demasiado evidente, hay varios ejemplos elementales que tal vez no esté poniendo en práctica. Como tener una forma especial de responder a una despedida o a un agradecimiento («Adiós ¡y hasta la próxima!» es mucho mejor que simplemente «Adiós»; y «De nada, ha sido un placer» es significativamente más eficaz que «De nada»). Por otra parte, cuando tenga clientes esperándole, deles una estimación del tiempo que tendrán que esperar. Se sorprenderá de cómo algo aparentemente tan sencillo puede causar tan buena impresión. Y eso, al igual que en el consejo n.º 4, es óptimo para la facturación.

9. Gane más por ser proactivo y servicial
Avise a sus clientes si un producto no es el más indicado para ellos. Este tipo de honestidad, a veces, puede disminuir el valor final de la venta, pero solo a corto plazo. A medio y largo plazo, crea un cliente fiel, lo que trae muchos más dividendos.

Y no se quede solo ahí. Siempre que pueda, explique a sus clientes cómo usar los productos que compraron. Esa información les dará más confianza con su compra y su marca, y le situará más cerca de poder poner en práctica el consejo n.º 2.

10. Salude siempre a los clientes
Este consejo también se explica en dos líneas. Dé instrucciones a todos sus empleados para que saluden siempre a los clientes. Si saben el nombre, mejor aún. Y si están con sus hijos, que saluden también a los hijos. La reacción natural de los clientes es que les agrade este tratamiento positivo. Y los clientes agradados compran más.

Una cosa más: por si no se ha dado cuenta, los últimos 3 consejos ni siquiera exigen tener software TPV para funcionar.

¡¡¡¡Y por último, imaginese estos diez consejos acompañados por el software para TPV de PHC Software!!!

Listo, ya tiene 10 consejos fáciles o son 11 :-)
Como ve, no es nada muy complicado. No es más que comenzar por el número 1. Y después, contar hasta 10.